La emoción como mensajera

El Mindfulness enseña a entender las emociones como mensajeras, portadoras de información valiosa. De esta manera, deja de haber emociones positivas y negativas y todas ellas se convierten en una ayuda para nuestro desarrollo personal.

El mindfulness enseña a entender la emoción como mensajera. Una mensajera que trae consigo una información muy valiosa. De esta manera deja de haber emociones positivas o negativas y todas se convierten en útiles y necesarias. Puede seguir habiendo emociones placenteras y displacenteras, pero todas ellas son carteras de información que nos pueden ayudar.

En realidad, no se puede controlar la aparición de muchas emociones, pero sí se puede comprender de dónde surgen. Los siguientes pasos consisten en reconocer la información que traen consigo y responder al mensaje de manera adecuada.

Atención a la emoción

El tomar consciencia de la emoción como mensajera nos brinda la posibilidad de aprender algo importante para nuestra vida. Así es como las emociones pueden ser muy buenas si las escuchamos sin concederles el control. Enfado, me quieres decir que algo no me ha gustado, pero ahora la respuesta la selecciono y modero yo.

Al reconocer la emoción sentida y descubrir la información que trae consigo, se recibe una comprensión y un enfoque que proporciona crecimiento y bienestar.

«No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta».

-Vicent Van Gogh-

Dos funciones emocionales
Las emociones tienen dos funciones:

  • Proporcionar un mensaje o información.
  • Impulsar al movimiento.

Suele ocurrir que a veces solo nos quedamos en la segunda función: la que nos impulsa a actuar. Y así sucede que actuamos desde la impulsividad y emocionalidad (desde la rabia, el miedo, la tristeza…) sin escuchar lo que cada emoción viene a informar.

Si no se recibe el mensaje que trae la emoción, esta se quedará internalizada, podrá ‘cronificarse’ o irrumpirá de manera constante hasta que sea escuchada. Por el contrario, si se atiende el mensaje, la emoción tal y como ha venido se irá porque ya habrá cumplido su trabajo.

«El dolor no es para hacerte sufrir. El dolor es para hacerte más consciente. Y cuando eres consciente, la desdicha desaparece».

-Osho-

EL ARTE DE TRASCENDER

Especialista – Dra. Johanna Negrette

Será un placer para nosotros atenderle mediante cualquier duda o inquietud.¡Póngase en las mejores manos!

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by