¿Cómo ayudar a tus hijos a enfrentar el bullying o acoso escolar?

El hostigamiento es un tormento intencional que se presenta a nivel físico, verbal o psicológico. Puede ir desde golpes, empujones, insultos, amenazas y burlas hasta extorsiones para conseguir dinero y pertenencias. El acoso en las escuelas se ha hecho cada vez más frecuente, lo que ha llevado a incrementar las investigaciones del fenómeno bullying, con la finalidad de aprender sobre el tema para elaborar estratégias que ayuden a evaluar e intervenir a tiempo en las diferentes situaciones.

La incidencia del maltrato entre niños de la misma edad, se ha convertido en un fenómeno generalizado, que no distingue sexo, raza ni clases sociales. Aunque en su mayoría las agresiones son realizadas por varones, que en un 25% de los casos se une a otros niños, para realizar el acoso.

La víctima suele ser principalmente varón, cuya agresión es mayormente física; cuando la víctima es hembra, generalmente la agresión es verbal, pero esto no es del todo absoluto.

Los hostigamientos pueden poner en peligro la vida de la víctima. Por esto, los padres deben de tomar cartas en el asunto, para ayudar a sus hijos a enfrentar el acoso. Es importante, que los padres hablen sobre el tema con sus hijos, para que estén preparados si viven una situación similar.

¿POR QUÉ EXISTE EL ACOSO ESCOLAR?

Los niños acosan a otros por diferentes razones. A veces toman a otros niños porque necesitan sentirse más importantes, populares o al mando, valiéndose de niños que tienen un aspecto más débil o son emocionalmente más tímidos.

Otra posibilidad es que los niños atormentan a los demás porque es ese el trato que han recibido. Probablemente crean que su comportamiento es normal, porque ellos vienen de familias violentas y otros entornos, en donde a menudo todos se enojan, se gritan y se maltratan físicamente unos a otros.

Existen programas de televisión populares que promueven la maldad, ridiculizando a las personas por su apariencia física, clase social o falta de talento.

¿CÓMO RECONOCER QUE TU HIJO ES VÍCTIMA DE ACOSO ESCOLAR?

No es lo mismo, que exista entre amigos de la escuela juegos mutuos, burlas mutuas, pero no repetidas y que no causan daño, a que se presenten burlas constantes y desagradables que cruzan la línea del respeto convirtiéndose en bullying.

A menos que su hijo le diga que está siendo acosado, o tenga moretones o lesiones visibles, puede resultar difícil deducir si eso en realidad ocurre.

A.- SEÑALES DE ALERTA:

* Los padres podrían percatarse que sus niños actúan de forma diferente (parecen estar ansiosos o tristes), lloran sin causa aparente, no comen, no duermen bien y pierden interés en las cosas que generalmente disfrutan (se deprimen).

* Los niños comienzan a evitar algunas situaciones como ir a la escuela en autobús, debido a que alguien los está hostigando. Alrededor del 4% de los estudiantes, sienten miedo de acudir al colegio con mucha frecuencia generalmente asociado a acoso escolar.

* Se afecta el sentido de seguridad y autoestima de los niños.

* En casos graves, el hostigamiento ha contribuido a tragedias como: suicidios y tiroteos en escuelas.

B.- ESTRATEGIAS PARA AYUDAR AL NIÑO SOMETIDO A BULLYING:

* Permita que sus hijos sepan que si están siendo víctimas de acoso, o si ven que eso le sucede a otra persona cercana a ellos, es importante decírselo a alguien de confianza, sea usted, a un hermano u otro adulto (un maestro, un consejero escolar o un amigo de la familia).

* Si su hijo le cuenta que lo están acosando, escúchelo con calma y bríndele apoyo.
A menudo, los niños no le cuentas lo que les sucede a los adultos, porque se sienten avergonzados preocupándoles que sus padres se desilusionen, se entristezcan o reaccionen mal ante la situación. Así mismo, no lo hacen por miedo a su agresor.

* A veces, los niños sienten que la culpa es de ellos, creen que fue su actuación, lo que provocó el maltrato que reciben. A otros les preocupa que sus padres no les crean o que no hagan nada al respecto, por lo que se hace mandatorio hablar con los hijos y explicarles sobre el tema, esté o no sucediendo, para erradicar esos temores si les llegara a presentar la situación.

* Hágale entender a su hijo que lo correcto es hablar con usted sobre el tema. Recuérdele que no está solo.

* Remarque que quien se comporta de manera inadecuada es quien hostiga, no el niño.

* Garantice a su hijo que trabajarán juntos sobre qué hacer al respecto.

* Informe a las autoridades correspondientes de la escuela (al director, consejero o maestro) sobre la situación. Estas personas pueden controlar y tomar medidas para evitar más problemas.

* Sea más precavido, si se entera de que el bullying empeorará si la persona que adopta esta conducta se entera de que su hijo le comentó al respecto o si hay amenazas de daño físico. Resulta ventajoso acercarse a los padres del acosador, sin dejar como primera opción informarle a los maestros o consejeros. Si se desea hablar con los padres del hostigador, es más recomendable hacerlo en presencia de un funcionario escolar, como un consejero, que pueda mediar entre las partes.

* Por último, debemos aconsejar al niño que debe alejarse de esa persona que le hizo daño, para evitar nuevas conductas de agresión por parte del acosador.

“HAZLE SABER A TUS HIJOS QUE SU MEJOR AMIGO Y CONFIDENTE ERES TÚ”

EL ARTE DE TRASCENDER

Especialista – Dra. Johanna Negrette

Será un placer para nosotros atenderle mediante cualquier duda o inquietud.¡Póngase en las mejores manos!

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by